Existe una gran variedad de motivos que pueden provocar rayones en la pintura de tu auto: accidentes automovilísticos, comportamientos inapropiados, parquear mal, entre otros.


Sigue los siguientes consejos para quitar un rayón:

Determina si el rayón es realmente un rayón y no simplemente algo en la superficie de la pintura.

    1. Establece la profundidad del rayón: Esto determinará cómo abordarás las reparaciones.
    2. Lava y seca minuciosamente tu auto: Si tu auto está sucio durante la reparación del rayón, esa tierra podría hacer que se produzcan aún más rayones
    3. Lija levemente el rayón: El objetivo es lijar solo la capa transparente y no llegar más profundo.
    4. Enjuaga el área asegurándote de que quede limpia y seca.
    5. Aplica compuesto para pulir en las áreas con rayones y pule el área: Esparce el compuesto para pulir alrededor del área que quedó opaca después de lijarla usando la almohadilla de la pulidora. Enciende la pulidora en el nivel más bajo y muévela alrededor del área durante aproximadamente 10 segundos.
    6. Lava el área una vez más: Usa agua limpia y una toalla para eliminar los residuos de compuesto que hayan quedado en la superficie.
    7. Encera el área para sellar la pintura que acabas de reparar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *